De la Sociedad del bienestar a la sociedad del Capitalismo intelectual

 

 

 

“El conocimiento se ha convertido en la única fuente de beneficio competitivo y sostenible a largo plazo”

Lester Thurow

  En el momento actual vivimos una transformación de un modelo de sociedad en el que durante los últimos tiempos hemos vivido en una eterna primavera económica de bonanza y excesos, en un capitalismo de mercancías basado en el crédito abundante el cual ha tocado a su fin por el agotamiento del sistema.El cambio de ciclo nos lleva hacia un  capitalismo intelectual, debido principalmente, al imparable desarrollo de la ciencia y la tecnología.

Un tipo de  capitalismo mucho más sostenible igualitario e ilimitado en su concepto.En este nuevo escenario, las  estructuras se achatan, habrá menos necesidad de mediadores que ejecuten las órdenes del fabricante al consumidor, el conocimiento estará al alcance de todos y la colaboración mejorara y potenciara el mismo, con las mínimas barreras.Se quedaran fuera  del capitalismo intelectual  todos aquellos que no aporten un valor diferencial sujeto a dos principios básicos: la facultad de reconocer patrones y el sentido común (el menos común de los sentidos).

En la sociedad del Capitalismo Intelectual, (lo que se queda quieto retrocede) partiendo de la base, de una sociedad igualitaria, se convertirá en una  sociedad equitativa, del estilo de la “Sociedad Equitativa de los Pioneros de Rochdale” iniciadores  en las bases de las sociedades cooperativas actuales.Un modelo en el cual cada miembro de la sociedad aporta un valor en función de unos parámetros particulares no igualitarios pero si determinantes, para la buena marcha de la “Sociedad”, evidentemente no todos son iguales pero sí, todos son necesarios y se benefician de ello en una medida muy equitativa a su valor aportado.

El  capital intelectual  requiere  de mucha ingeniería social, es preciso alimentar, cultivar y educar al ser humano, lo que supone décadas de esfuerzo personal.El conocimiento se convierten en la única fuente de beneficio competitivo y sostenible a largo plazo, al final la “Idea” es el verdadero motor de la economía el resto son herramientas que usamos para el desarrollo de la misma. La filosofía del “Carpe diem” le encaja perfectamente “vive cada momento de tu vida como si fuese el último”. Vive como si fueras a morir mañana y Aprende como si fueras a vivir para Siempre.

Es necesaria la iniciativa de todos (no solo del estado) para poder mantener una “Sociedad del bienestar”. La consecuencia final  de la ideología  igualitaria es el desequilibrio social por falta de estimulo, y la injusticia, por el uso y abuso que hacemos de él sistema.El capitalismo intelectual nos puede llevar a una sociedad del bienestar en la que cada uno dependa de su propio esfuerzo, lo que  en principio esta al alcance de todos, hoy mas que nunca Internet ha democratizado el conocimiento por lo que cada uno debe a portar es personal e intransferible   “esfuerzo” de esta forma el sistema se iguala en cuanto a oportunidades y se diferencia en cuanto a esfuerzo.

En un profundo agnosticismo teórico los ganadores en este escenario  serán  aquellos que realizan trabajos no repetitivos que requieren reconocimientos de patrones  o aquellos que puedan aportar un uso del sentido común que resulte útil, ningún robot será capaz de poseer tales facultades.

Jose Cuni

 

Marcador

Conocimiento Social

Este blog pretende compartir tendencias 2.0 e información sobre habilidades interpersonales,Personal Branding, cultura de interrelación social y autoconocimiento.

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner